viernes, 19 de agosto de 2011

Finally see our way (Art vs Science; 2010)

Viernes! y por tanto videoclip en el blog. Hoy os traigo Finally see our way del grupo australiano Art vs Science, una propuesta interante que tiene ese estilo añejo de películas ochenter con stop-motion integrado de forma no muy cuidada, al estilo de las de Hércules protagonizadas por el armario empotrado, Lou Ferrigno.


La animación stop-motion fue realizada por el estudio ubicado en Melbourne Oh Yeah Wow, famosos en las últimos meses por el videoclip Rippled. Darcy Prendergast, que trabajó en la creación del dynamation del video, ha tenido a bien contestarnos algunas preguntas:

1) ¿Cómo realizasteis la integración de los puppets en las secuencias de imagen real?

Debo comenzar diciendo que Finally see our way no fue dirigido por nosostros, de hecho solo fuimos contratados como estudio de stop-motion y no tuvimos nada que ver con la filmación de las secuencias de imagen real ni con la fase de integración. Nosotros simplemente animamos los personajes delante de una combinación de pantallas verdes y azules para que les fuera más sencilla la composición a los creadores que estaban en Sydney.

2) ¿Diseñasteis vosotros las criaturas que atacan al protagonista?

No, hicimos algunos cambios, pero fue otra chica la que los diseñó.

3) ¿Cómo creasteis los puppets? ¿Usaste moldes o la técnica de "build up"?

Siempre realizo las esculturas de mis personajes o en plastilina o en sculpey, puesto que no me interesa demasiado el tema de moldes ya que lo considero una labor excesivamente tediosa. Me gustan los resultados inmediatos. Supongo que soy un poco impaciente para ser un animador stop-motion. Sin embargo, para este trabajo en concreto usamos diferentes técnicas, como por ejemplo incluir capas de latex por encima de la "piel" para dar las criaturas el aspecto "harryhauseniano" que buscábamos. Para terminar y como curiosidad, te diré que esculpimos, pintamos y animamos estos personajes en 12 días, por lo que desgraciadamente no tuvimos tiempo para darles un aspecto más fino dentro de los estándares de Harryhausen...

¡Gracias Darcy!

Cheers Adrian!